Main content

Cómo hacer que tu fragancia dure más tiempo

Cómo hacer que tu fragancia dure más tiempo en tu piel, además de otros consejos profesionales para usar la fragancia.

La impermanencia es parte de lo que da a la fragancia su atractivo poético. Pero, para que el placer de tu fragancia no se sienta un tanto demasiado fugaz, aquí hay algunos consejos del equipo de expertos en fragancias de Lancôme para lograr que tu fragancia dure más tiempo en tu piel, junto con algunas lecciones esenciales sobre la etiqueta de uso de fragancias de los profesionales.

Cómo hacer que la fragancia dure más tiempo: Qué hacer y qué no hacer

  • Rociá tu fragancia inmediatamente después de ducharte. La piel recién lavada absorbe la fragancia con mayor facilidad, pero asegurate de dejar que la fragancia se seque completamente antes de vestirte.
  • Duplica el efecto con una crema hidratante complementaria. Las fragancias tienden a adherirse a los emolientes, por lo que mantener la piel bien hidratada puede ayudar a que conserve los aromas durante más tiempo. Cualquier crema hidratante sin aroma servirá, pero para llevar las cosas al siguiente nivel, colocá tu fragancia sobre una loción compatible.
  • Aplica estratégicamente la fragancia en las prendas de vestir. Los pañuelos suelen ser una buena opción, ya que puedes quitártelos mientras el aroma está todavía fresco en tu piel, y volver a ponértelos cuando empiece a desvanecerse. Solo asegúrate de rociar tu fragancia a distancia y evitar rociar sobre tejidos delicados y fáciles de manchar, como el satén o la seda.
No
  • No rocíes tu fragancia y camines a través de la bruma. Deslizarte por una nube de fragancia parece glamuroso, pero al hacerlo solo se obtiene un ligero toque de fragancia que se desvanece en cuestión de horas.
  • No te frotes las muñecas. Los expertos en fragancias se asombran ante este gesto tan extendido (pero erróneo). Frotar la fragancia en la piel aplasta sus delicadas moléculas aromáticas, alterando el aroma y haciendo que se desvanezca más rápidamente.

Cómo aplicar la fragancia: Qué hacer y qué no hacer

  • Teniendo en cuenta el contexto, necesitas adaptar tu fragancia al momento. De hecho, no todas las ocasiones requieren el mismo nivel de intensidad. ¿Tienes una entrevista de trabajo, un viaje en avión o una visita a alguien en el hospital? No te excedas (o evita usar fragancias). ¿Tienes una cita? Adelante, cubre todos tus puntos estratégicos.
  • Ten en cuenta la temporada. Las fragancias frescas y cítricas, como Ô de Lancôme, y las florales afrutados, como Miracle, funcionan bien en primavera y verano; mientras que los aromas más intensos, especiados o almizclados, como La Nuit Trésor o Trésor Midnight Rose, son ideales para el otoño y el invierno.
  • Pulveriza tu fragancia a una distancia de al menos 15 centímetros. Esto dispersará su aroma de manera más uniforme, evitando que se acumule en una zona concentrada de tu piel.
No
  • No esperes que un aroma huela igual en ti que en otra persona. La química del cuerpo, así como la piel, la dieta, el estilo de vida y el entorno pueden afectar la forma en que se traduce una determinada fragancia en vos.
  • No te apliques fragancia en las axilas. La fragancia no funciona como el desodorante: no tiene propiedades antitranspirantes ni de eliminación de aromas, y el alcohol puede dejar una desagradable sensación de ardor. No es divertido.

¿Buscas una nueva fragancia? Compra las fragancias de Lancôme aquí.

Comprá la selección

Orientation message
For the best experience, please turn your device