17/02/2016

¿Cómo rejuvenecer a la hora de desmaquillarse?

¿Qué tal si la primera etapa de nuestra rutina antiedad fuera justamente el desmaquillaje? Lisa Eldridge está plenamente convencida de ello. Descubre aquí sus valiosos consejos para optimizar y ganar, en el transcurso del tiempo, algunos años.

El paso a paso de Lisa Eldridge

¿En qué consiste? Una rutina de limpieza facial en varias etapas para evitar: 1) que los pigmentos tenaces del labial y de la mascara manchen el rostro y 2) que la piel no se irrite.

Para la boca, utiliza un desmaquillante ligero a base de aceite para retirar, al instante, todos los pigmentos de cualquier tipo de labial, incluso el más oscuro.

Para cada ojo, utiliza 2 almohadillas de algodón impregnadas de desmaquillante: en el párpado inferior utiliza una almohadilla cortada a la mitad y en el párpado superior, sobre el ojo cerrado, una entera. Con ligeros toques y pequeños movimientos horizontales, lograrás disolver los pigmentos sin ensuciar la piel, ni estropear las pestañas.

Para la cara y el cuello, es necesario hacer 2 limpiezas en cada zona con una leche desmaquillante muy cremosa. La primera va a remover los restos de la base de maquillaje, los polvos y el blush. La segunda eliminará de la piel el sebo, las células muertas y las toxinas acumuladas durante el día. Sobretodo, utiliza gran cantidad de desmaquillante, ya que entre más producto haya, más fácil será disolver los pigmentos.

¿La cereza sobre el pastel? Termina rociando tu rostro con un spray de agua termal, muy fría, para cerrar los poros de la piel, revitalizar las células y favorecer la microcirculación.

Los 4 productos imprescindibles para un desmaquillaje antiedad

GALATÉE CONFORT. Especialmente formulada para las pieles más secas, esta leche limpiadora reconfortante remueve de la epidermis hasta la más pequeña partícula irritante, dejando la piel profundamente hidratada, suave y flexible al tacto. Día tras día, las microarrugas de deshidratación se desvanecen y la tez resplandece.

BI-FACIL. Un desmaquillante de ojos rápido efecto no graso, cuya fórmula no sólamente captura los pigmentos sino que además descongestiona el contorno del ojo para una mirada más fresca y más radiante.

TONIQUE ÉCLAT. Una loción clarificante ligera e increíblemente fresca que elimina las células muertas, aumenta la renovación celular de la piel y la protege de los radicales libres. Ideal para despertar la tez por la mañana y terminar el desmaquillaje por la noche.

EAU MICELLAIRE DOUCEUR. Para aquellas mujeres que siempre tienen mucha prisa, esta agua micelar, ligera pero súper eficaz, no solamente limpia al instante el rostro, los ojos y los labios, sino también tonifica e hidrata la piel para conservar su juventud y luminosidad.

Galatée Confort, Bi-facil, Tonique Éclat, Eau Micellaire Douceur, Lancôme.

Selección